96 122 71 13
Español English

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE TAPIZADOS CON POLIPIEL

Cuando vamos a adquirir un mueble tapizado para el salón, una habitación o cualquier otra parte de nuestra casa o nuestras instalaciones, hay que tener en cuenta múltiples factores (el color, las plazas, el precio, el tamaño, la altura, el estilo, los materiales…).
 
Debemos ser conscientes del nivel de transpiración, durabilidad, mantenimiento y resistencia que posee el producto que vamos a adquirir; aunque nunca nos debemos olvidar de la belleza y del tacto, que nos resultan igual de importantes.
 
Es muy importante tener en cuenta y analizar bien todos estos factores, ya que supone también una gran inversión a la hora de su compra, además de tener que aprender lo necesario para cuidarlo y mantenerlo (cuando ya lo tengamos, o si ya lo tenemos) en el mas optimo estado posible durante largo tiempo.
 
Uno de los más importantes es el tejido con el que se ha fabricado el mueble. Continuando con el grupo de artículos destinados a la limpieza y mantenimiento de tejidos de muebles tapizados, hoy nos centraremos en el polipiel.





ALTERNATIVA A LOS SOFÁS DE PIEL

Actualmente, la situación monetaria en general no es buena para la mayor parte de la gente, y eso afecta a nuestras compras. Por poner un ejemplo, puede que nos gusten los muebles fabricados con piel auténtica, pero estos muebles suponen un gasto considerable (por el precio del propio material usado), por lo cual nos toca pensar en otras opciones.
 
Por suerte, hoy día se pueden encontrar en el mercado muebles tapizados en polipiel (o piel sintética), un material sintético (usado incluso en el mundo de la ropa, accesorios, bolsos, decoración del hogar…) que imita la apariencia del cuero en todas sus diferentes variantes. Más conocido como “skay”, tuvo un gran éxito a partir de los años 70 en el mundo del mueble tapizado. Su imitación de la piel es de tan gran calidad y está tan conseguida que resulta difícil distinguirlo a primera vista del cuero auténtico. Además, aunque este material no tiene la misma calidad y resistencia que la piel, sí que constituye una buena alternativa, ya que su precio es bastante inferior al de la piel.
 
El polipiel está compuesta por fibras sintéticas de poliéster recubiertas de una o varias capas de polímero (la mayoría de las veces poliamida, y en menor medida PVC) Ofrece características tales como una elevada elasticidad, resistencia al uso diario, resistencia a los arañazos, resistencia a la abrasión, y una micro-porosidad adecuada (impermeabilidad). También hay que tener en cuenta que, en términos generales, el polipiel es frío en invierno y pegajoso en verano porque es un tejido que no transpira en general.
 
Como apunte, existen distintos tipos de polipiel que pueden tener distintos acabados y aspectos, tales como el de imitación del cuero, de aspecto metalizado, tonos mates o brillantes, de imitación de pieles animales, elásticos, amplia gama de colores etc. También se puede encontrar el polipiel PU, cuando este lleva un recubrimiento de poliuretano como acabado brillante del mismo.


CUIDADOS DE LOS MUEBLES DE POLIPIEL
 
Al ser menos resistentes que los muebles hechos con piel, hay que prestarle por ello mas cuidados que a los otros. Así, lograremos que duren mucho más tiempo, evitaremos la aparición de grietas en el tejido y que se cuarteen. Lo primero que deberás tener en cuenta es que deberás evitar una exposición directa al sol y/o fuentes de calor. Por otro lado, es importante que evitemos la humedad.
 
También, algunos productos capilares (como la gomina o la espuma) son perjudiciales para este tipo de material, por lo que deberás tener cuidado a la hora de apoyar la cabeza en el respaldo.

TODO LO QUE SE DEBE EVITAR

Es importante que sepas que cosas debes evitar respecto a este tipo de muebles:
 
  • Nunca frotes ni rasques fuertemente el tejido del mueble. Hazlo con cuidado, y evita a toda costa las esponjas abrasivas. 
 
  • Nunca uses disolventes con cloro, alcohol, limpia-cristales o aerosoles. 
 
  • No apliques betunes, ceras, ni productos que tengan contenidos químicos sobre el tejido. 
 
  • Aunque son muy prácticas para quitar muchas manchas en otros tejidos, no se recomienda usar las toallitas para bebé o toallitas desmaquillantes (ya que eliminan la capa protectora que envuelve a este material y reduce su brillo). Como ya hemos dicho, tenemos que utilizar siempre un paño húmedo (que no mojado), con agua templada para limpiar cualquier mancha y secarlo rápidamente con otro trapo seco y limpio. 
 
  • Una de las primeras precauciones que debemos tener con estos muebles es evitar exponerlos a la luz solar y a las fuentes de calor. Por eso, a la hora de colocarlos en nuestra casa o instalaciones, tenemos que escoger el sitio idóneo para que la luz del sol no le dé al sofá directamente. Tampoco ponerlo debajo del aparato de aire acondicionado, ni secar el tejido al sol. El calor puede resecarlo y estropearlo con el tiempo. 
 
  • En cuanto al uso de la limpieza mediante espuma seca hay diferentes criterios. Algunos profesionales dicen que si se puede usar, mientras que otros dicen que hay que evitar su uso. Lo mejor es asegurarse y preguntar al fabricante o al vendedor del mueble.



LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE MUEBLES TAPIZADOS CON POLIPIEL



Gracias a las ventajas que ofrece la piel sintética, la gran mayoría de las manchas que se originan sobre este material desaparecen.
 
Para que tu mueble tapizado con polipiel luzca, deberás limpiarlo de forma regular.
 
La mayoría de las manchas salen usando un paño húmedo (pero bien escurrido) con jabón, algodón humedecido con leche desmaquillante, o con piedra de arcilla (aunque tendrás que secarlo a continuación).
 
Lo más importante cuando se produce una mancha es actuar de inmediato sobre ella, para evitar daños mayores.
 
Nuestro consejo para una correcta limpieza y/o mantenimiento es seguir los siguientes puntos:

 
  • Para empezar, lo primero que hay que hacer (y es imprescindible) es secar la superficie que se va a limpiar. De esta manera, se evitan futuras manchas de humedad o grietas que van a producir un efecto deslucido en nuestras sillas. 
 
  • Debes saber que nunca debes frotar con fuerza ni rascar el sofá de forma vigorosa, ya que el polipiel podría rayarse y dañarse. 
 
  • Una forma de mantener tus muebles de polipiel limpios es realizando periódicamente un aspirado utilizando un cepillo suave en la punta del aspirador. Esto te ayudará a mantener la superficie limpia, evitando rascadas y un desgaste innecesario. 
 
  • Pasar sobre la superficie del mueble una bayeta de microfibra, bien seco, o bien ligeramente humedecido en agua templada, de forma semanal (cuidado con el tipo de agua que se use, ya que el agua común puede tener cloro u otros ingredientes que puedan dañar la polipiel) es un buen mantenimiento. Lo ideal es que tengamos una bayeta dedicada únicamente para la limpieza del mueble tapizado en polipiel. Si lo hacemos semanalmente, mantendremos limpio de polvo el sofá y evitaremos que se formen manchas o se ensucie con el paso del tiempo. Así siempre lucirá como nuevo, gracias al brillo que desprende por su limpieza y aseo continuo. 
 
  • Se puede utilizar también agua destilada para limpiar la superficie de los muebles de polipiel. 
 
  • Lo más importante, cuando se produce una o varias manchas es actuar de inmediato sobre las mismas, para que no penetren y así evitar daño mayor sobre el tejido. 
 
  • Para manchas de tinta de bolígrafo, utiliza un paño humedecido en agua templada y un poco de alcohol de 90º impregnado en un algodón. También sirve usar un jabón neutro, siempre y cuando lo aclaremos con cuidado y lo sequemos en el momento. 
 
  • Para manchas de tinta (o si alguna prenda destiñe encima del polipiel), utilice algodón con leche desmaquillante, alcohol de 90º o vinagre blanco. 
 
  • En el caso de que las manchas sean de tomate, chocolate o refrescos, la mejor solución es utilizar un detergente con PH neutro. También sirve usar, como en las manchas de  bolígrafo, un jabón neutro, siempre y cuando lo aclaremos con cuidado y lo sequemos en el momento. 
 
  • Si la mancha es de grasa, no limpies con agua esa parte del tejido. Mejor límpialo con un paño suave y seco hasta que puedas eliminar toda la mancha (o la mayor parte). Si se resiste, utiliza alcohol de 90º. 
 
  • En cuanto a manchas de líquidos, primero seca la mancha líquida suavemente con un material absorbente (tela, algodón, toalla, etc.). Si la mancha persiste, límpiala con un paño con jabón sin difuminar la mancha. Después de cada roce refresca el paño con jabón limpio para evitar que la suciedad manche el tejido. 
 
  • Respecto a manchas sólidas, primero hay que eliminar el exceso de suciedad con cuidado. Sin difuminar, retire los restos sólidos con una pizca de ayuda de una espátula suave. Las manchas restantes deben eliminarse frotando suavemente con un paño con jabón con movimientos circulares. 
 
  • Para otro tipo de manchas, aplica sobre ellas una pequeña cantidad de dentrífico y espera algunos minutos. Después retira la pasta con un paño húmedo. 
 
  • Para manchas más difíciles de eliminar, y solo de forma puntual, tendremos que utilizar un detergente neutro junto con un paño húmedo, para que sea más eficaz su limpieza. Esto debemos realizarlo en cuanto aparezca la mancha, para evitar así que penetre en el sofá. 
 
  • En todos los casos es imprescindible secar la superficie que se limpie, evitando con ello que aparezcan grietas o manchas de humedad en un futuro. Nunca lo podemos dejar húmedo tras la limpieza. Es muy importante que lo sequemos bien con un paño seco, sin exponerlo al sol como os hemos contado antes. Asimismo, trata de evitar cualquier tipo de humedad en tu sofá, como apoyar la cabeza con el pelo mojado o sentarte sobre él con el bañador húmedo en verano. 
 
  • Para recuperar el brillo, se puede usar una gamuza con un poco de crema Nivea (la famosa crema de la lata azul), usándola de la misma forma que la leche desmaquilladora. Luego hay que limpiar y secar para que no se engrase.

Contacto

Si tiene alguna duda o consulta que hacernos, puede contactar con nosotros a través de este sencillo formulario. Estaremos encantados de poder ayudarle.
Olvidé la Contraseña


ACCEDER