96 122 71 13
Español English

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO DE TAPIZADOS CON TELA

Los muebles tapizados (sofás, sillones, sillas…), además de cumplir una función decorativa, nos permiten sentarnos y descansar en ellos. Pero, justamente por el uso continuado de los mismos, se produce un deterioro de los tejidos en los que están tapizados que se puede evitar con una rutina de limpieza y mantenimiento.
 
Los tejidos de fibras naturales como el algodón, el lino o la lana, o los fabricados con fibras artificiales como la viscosa, ofrecen una notable sensación de confort porque respiran y absorben el sudor.
 
Estos tejidos son hidrófilos, lo que significa que atraen y absorben el agua y cualquier cosa que contenga agua, como bebidas, alimentos, medicamentos, jarabes, etc. Estos tejidos son también oleófilos, es decir, que absorben aceites y grasas, como los ácidos grasos del sudor.
 
Los tejidos fabricados con fibras sintéticas, como el poliéster, la poliamida y el acrílico ofrecen notables resistencias mecánicas. Estas fibras absorben los líquidos en menor medida que las anteriores. Por ello, las manchas causadas por el derrame de líquidos o productos a base de agua son más fáciles de eliminar. Sin embargo, estas fibras son oleófilas, lo que significa que absorben aceites y grasas.
 
 
Los tejidos de fibras mixtas (varias combinaciones de fibras naturales, artificiales y sintéticas) ofrecen por su parte una alta resistencia a las manchas y un excelente confort.
 
Sobra decir que un tejido de tapicería durará mucho más tiempo y se conservará mejor si se aplica un programa de mantenimiento preventivo.

Tal y como explicamos en la página de cada uno de nuestros modelos, todas las telas que empleamos en todos ellos están tratadas con los siguientes tratamientos:
 
  • Water Proof (es una tecnología que permite que el tejido se limpie únicamente con agua, frotando suavemente con movimientos circulares con un paño húmedo, sin tener que recurrir a un lavado completo o al uso de detergentes.
 
  • Tratamiento antimanchas
 
  • Tratamiento “antipilling” (un tratamiento para evitar que, en la superficie de los tejidos, durante su uso se formen pequeños nudos o bolitas)
 
  • Tratamiento para hacer las telas transpirables. Tratamiento para permitirlas lavar a maquinaCon un cuidado habitual del tejido no es necesario el lavado a maquina, pero ante manchas complicadas es recomendable seguir las siguientes instrucciones:
  • Se puede lavar a máquina (máximo 30º)
  • Se puede lavar en seco
  • No centrifugar
  • No usar lejía
  • No secar al sol
  • No secar en tambor
  • No planchar
  • No retorcer el tejido
Con todo ello, como veis, en nuestros modelos, la limpieza es bastante fácil, pero, para todos las demás personas que visitáis nuestro blog y tenéis un mueble tapizado que no hemos tapizado nosotros, os daremos una serie de consejos y advertencias para limpiar y mantener vosotros mismos vuestros muebles tapizados con tela (sin tener que recurrir a un servicio profesional de limpieza de tapicerías o una tintorería especializada).

CONSEJOS, RECOMENDACIONES Y ADVERTENCIAS PARA LA LIMPIEZA DE TELA EN LOS MUEBLES

Lo primero que debemos tener en cuenta y seguir al pie de la letra son las instrucciones que nos diese el fabricante o vendedor del producto. Deberemos hacer siempre lo que dicha persona nos haya indicado.
 

En caso de no tener ninguna indicación ni del fabricante ni del vendedor, haremos lo siguiente…

Para una limpieza normal en un mueble no desenfundable, en caso de no haber ninguna mancha, una forma casera de hacerlo es poner agua templada en un balde. Añade a dicha agua un vaso de detergente para prendas delicadas. Con un paño humedecido y bien escurrido, frota la tela de arriba hacia abajo y deja secar al aire. Esto servirá para mantener el tejido limpio.
 
Tanto en desenfundables como en no desenfundables, nosotros aconsejamos limpiar a menudo las pequeñas manchas ocasionadas por el roce o por cualquier vertido accidental de alimentos y/o líquidos. Esperar a tener más manchas para realizar la limpieza más a fondo no es una buena elección, dado que las manchas penetran en las fibras y dificulta cada vez más eliminarlas con el paso de los días.
 
Aun así, por mucho cuidado que tengas, es inevitable que se manchen. Por eso mismo una vez esto ocurra, limpia las manchas y los derrames lo más inmediatamente posible:
 
  • En el caso de líquidos → Coloca rápidamente un paño absorbente o una esponja encima para absorber el máximo posible de dicho liquido sin moverlo (muy importante) sobre la mancha (así evitamos extenderla todavía más). Cuando se haya absorbido la mayor parte del líquido, tienes varias opciones para quitar la mancha. La ideal es usar un quitamanchas en seco, (normalmente lo encontraréis en spray). Debéis aplicarlo unos minutos, esperar y después retirarlo suavemente con un cepillo. 
También puedes utilizar otro truco: una solución suave de jabón blanco para ropa diluida en agua. Aplica dicha solución sobre una esponja limpia y húmeda, luego limpia la zona afectada suavemente con movimientos circulares, desde el exterior hacia el interior de la mancha (siempre es mejor que frotar), y deja ventilar. También (si el tejido no es muy delicado) podéis probar con detergente y un trapo húmedo. No utilices nunca limpiadores abrasivos, productos para la vajilla, o jabón de tocador.
 
Para ciertos tipos de líquidos, es posible conseguir buenos resultados tras aplicar el jabón si utilizamos alcohol diluido en agua (para las manchas de alcoholes), vinagre diluido en agua (para las manchas de vino), amoníaco diluido en agua (para manchas de café o té). Tras usar estos remedios, hay que secar con un secador de pelo desde el exterior hacia el interior de la zona húmeda
 
  • Mancha de grasa → Ten a mano siempre algún producto especial para tejidos (son una especie de polvo que cuando se seca se retira con un cepillo). Si no tienes, puedes usar sal, polvos de talco infantiles, harina o incluso tiza. Espolvoréalos por encima de la mancha, espera un rato y cepilla suavemente hasta eliminar todos los restos. Una alternativa al quitamanchas, si no tienes en casa, es usar un trapo húmedo con detergente.   
 
  • Otro tipo de manchas → Limpia la zona afectada con un paño húmedo con jabón neutro, dando golpecitos en lugar de frotar (prueba primero en un lugar que no quede a la vista, ya que algunas telas pierden el color).También puedes utilizar un limpiador de tapicerías comercial, o preparar uno casero con oxígeno activo. Si usas el comercial, sigue al pie de la letra las instrucciones que marque el fabricante del mismo en la etiqueta del producto. 
 
  • En el caso de si se manchase una tela que ha sido sometida a un tratamiento que impide que la suciedad penetre en las fibras del propio tejido, la mayor parte de las manchas se pueden eliminar con un paño blanco no abrasivo y absorbente, o usando un quitamanchas. 
 
  • También, para realizar una limpieza profunda del mueble, puedes hacer esta limpieza con espuma para tapicería. Es recomendable que compruebes la calidad de los colores antes de aplicarla sobre todo el tapizado. Para ello, moja alguna zona poco visible del tapizado, coloca el trocito de tela mojada entre dos trapos de algodón y presiona sobre ellos con la plancha caliente. Si al retirar la plancha el color de la tapicería no ha manchado la tela de algodón, quiere decir que el color es sólido y puedes proceder a lavar la tela. Por el contrario, si la tela de algodón se ha manchado, debes lavar el tapizado en seco. 
 
  • También puedes probar a limpiar el mueble con una maquina de vapor (también conocida como vaporetta). Antes que nada, tenemos que advertir que debemos tener mucho cuidado al utilizar la máquina de vapor, ya que un exceso de vapor caliente sobre el mueble puede dañar el tejido de la tapicería. Los pasos para limpiar la tapicería con este método son los siguientes:
  1. Aspiraremos primero toda la superficie del mueble a limpiar, con la ayuda de un aspirador
  2. Retiraremos cojines o accesorios del mueble
  3. Con la ayuda de los accesorios de la aspiradora, aspiraremos bien todos los rincones y ranuras del mueble
  4. Luego, aspiraremos bien los cojines o accesorios del mueble
  5. Una vez esté todo bien aspirado, montaremos el limpiador de vapor, y lo llenaremos de agua limpia. Es obvio que debe seguir las instrucciones del fabricante para utilizar dicho aparato
  6. Pasaremos a limpiar los cojines (antes de pasar la máquina de vapor por los cojines, eliminaremos las manchas que tengan). Una vez tengamos la mancha eliminada de la superficie del cojín, pasaremos la máquina de vapor. No aplicaremos mucha agua, solo humedeceremos la superficie, ya que de ésta manera el secado será más rápido.
  7. Una vez tengamos los cojines limpios, haremos lo mismo con el resto de la pieza a limpiar (al igual que antes, primero sacaremos las manchas, y luego pasaremos la máquina de vapor)
  8. En el caso de que veamos que el producto que hemos utilizado para quitar las manchas no se elimina por completo con el vapor de la máquina, podemos ayudar a quitarlas frotando con un trapo humedecido en agua
  9. Una vez hayamos pasado la máquina de vapor por todo el mueble, dejaremos que se seque. El mueble tiene que estar completamente seca antes de volver a montarlo y usarlo
Como hemos comentado antes, si vais a probar un producto de limpieza que no habéis usado nunca sobre el sofá, y no tenéis muy claro si os va a ir bien porque no sea el oficial recomendado por el fabricante o por cualquier otro motivo, lo mejor es que hagáis una prueba en una parte que se vea poco (como por detrás o por debajo si tenéis tela sobrante).
 
Es innegable que lo mejor para limpiar las tapicerías con facilidad a partir de la compra en adelante es comprar muebles desenfundables que se puedan lavar fácilmente siguiendo siempre las instrucciones de lavado de la etiqueta. De este modo, simplemente habrá que desenfundar, pretratar las manchas con el quitagrasas o quitamanchas que usemos de modo habitual para la colada y, una vez limpio y seco, volverlo a colocar (a veces, dependiendo del fabricante, cuesta un poco volver a colocar las fundas, pero es cuestión de paciencia y maña).


CONSEJOS, RECOMENDACIONES Y ADVERTENCIAS PARA EL MANTENIMIENTO DE TELA EN LOS MUEBLES
 
 
  • Pasa el aspirador semanalmente (si no, como mínimo, una vez al mes) para quitar todo rastro de polvo (incluyendo reposabrazos y parte trasera) que haya podido filtrarse entre las fibras del tapizado (cualquier aspirador sirve, aunque en el mercado existen ya aspiradores especiales para ser usados únicamente en este tipo de muebles). Lo mejor para ello es poner la aspiradora en un ciclo que sea suave y con el cabezal indicado para tapicerías para no dañarla con este procedimiento. 
  • Evita que el sol dé directamente al mueble. Permitir esto daña la tela de tus muebles tapizados dado que puede “comerse” el color del tejido y, a la larga, degrada la fibra de la propia tela haciéndola más débil y frágil. Por el mismo motivo (aunque aconsejamos limpiar los días soleados, ya que así se secará el tejido mas rápidamente), evita secar directamente al sol la tela. 
  • La contaminación, como el humo de cigarrillos, también perjudica a las telas (sean del color que sean) viéndose afectados el color y el olor del tejido. 
  • A la hora de limpiar una mancha, no aplique demasiado jabón, ya que es posible que esto provoque que se cree una mancha de jabón, y nos obligue a tener que enjuagarla con abundante agua para eliminarla. Es mejor aplicar poco jabón, e ir aplicando más si lo vemos necesario. 
  • Nosotros recomendamos limpiar los muebles tapizados una media de dos veces al año 
  • Airea los cojines 
  • No te sientes en los brazos del sofá (podías romperlos
  • Como ultimísimo recurso, siempre tienes la posibilidad de adquirir una funda para tu mueble tapizado (aunque en ciertos casos es hasta necesario, como cuando hay animales en casa, es contraproducente, ya que no permite ver el tapizado del mueble). 
  • El tejido no es tampoco resistente a los animales. No se debe permitir que los animales domésticos suban a los muebles tapizados con tela. Sus uñas pueden dañar el tejido, lo que obligaría a realizar costosas reparaciones o a retapizar el mueble. Su saliva es ácida y puede decolorar el tejido.

Contacto

Si tiene alguna duda o consulta que hacernos, puede contactar con nosotros a través de este sencillo formulario. Estaremos encantados de poder ayudarle.
Olvidé la Contraseña


ACCEDER