96 122 71 13
Español English

RETAPIZADO Y RESTAURACIÓN

La reparación/retapizado de un mueble tapizado (de estilo clásico como contemporáneo) permite hacer cambios por comodidad o estética, además de poder elegir realizarlo con otros tejidos o goma-esponjas.

El retapizado costará más o menos tiempo de hacerse en función del tipo de mueble, de su estructura, de su forma y, sobre todo, de lo deteriorado que esté el mueble. El resultado final es que el mueble tiene que quedar completamente renovado.

Antes de continuar debemos tener en cuenta que, primero de todo, debemos examinar a fondo el mueble. Tratar de retapizar / reparar un mueble MUY deteriorado o un mueble de baja calidad podria derivar en que los costes que se deriven de dicho proceso sean mucho mas altos que el coste de adquisicion de un mueble nuevo hecho desde cero (ante lo cual nosotros recomendariamos la adquisicion de un nuevo mueble).

Dicho proceso consiste en los siguientes puntos:
 
  1. Desmontaje del mueble por completo y retirada de materiales rotos o gastados (tejido, esponja…), hasta dejar solo el esqueleto pelado (aunque dependiendo del estado, habría que ver si el resto de materiales deberían retirarse y cambiarse por material nuevo o no). Se tendrá mucho cuidado con la tela (hay que quitarla con precaución, porque luego hay que marcar y cortar las piezas con la tela nueva utilizando las viejas como patrón, para que encajen perfectamente a la forma de cada mueble).
     
  2. Tras esto, se revisa y repara el esqueletaje, encolando y clavando las partes sueltas de madera, y reforzando (o cambiando) las partes más dañadas de la armadura.
     
  3. Seguidamente se ponen nuevas todas las cinchas del mueble (según estado), tanto en el asiento como en el respaldo.
     
  4. Se cortan y se dan forma a las piezas de esponja nuevas (según estado, tomando como base las antiguas, o bien modificándolas arreglo petición del cliente). Luego, todas estas piezas de esponja se pegan o se clavan sobre el esqueletaje.
     
  5. Mismo paso que el anterior, pero ahora con el recubrimiento de guata sobre la esponja.
     
  6. Se continua con el marcado, corte y confección de las diferentes piezas de tela (tomando como base las antiguas, o bien modificándolas arreglo petición del cliente). Finalmente, se clava sobre el esqueleto del mueble.
     
  7. Por último, se revisa (y se cambia, si procede) el relleno de los almohadones (de haberlos), tanto del asiento como del respaldo. Pueden tener distintos tipos de relleno (fibra, esponja, plumón…).

Hay diversos motivos para retapizar un mueble tapizado. Los más usuales (entre otros) son los siguientes:
 
  • Si poseemos un buen mueble, que nos ha dado servicio durante muchos años, seria mas interesante para el cliente retapizarlo que adquirir uno nuevo (puede salir más barato que un modelo nuevo, se mantiene el modelo que has tenido durante años, no hay que acostumbrarse a un modelo nuevo, y se evita la posibilidad de errar al buscar un nuevo modelo).
     
  • De igual forma, hay gente que posee muebles con un gran valor sentimental (o que son verdaderas antigüedades). Retapizarlos permitirá restaurarlos por completo y darles una nueva vida (e incluso aumentar su propio valor).
     
  • Finalmente, solo queda el motivo estético. Todos buscamos un mueble que, aparte de cumplir con el uso que necesitamos, también tenga el estilo estético que queremos, casando con el estilo presente en nuestra casa o empresa.

Contacto

Si tiene alguna duda o consulta que hacernos, puede contactar con nosotros a través de este sencillo formulario. Estaremos encantados de poder ayudarle.
Olvidé la Contraseña


ACCEDER